SUBIR
50 cosas que hacer y que ver en berlin
Viajar & Trabajar

50 cosas que hacer y que ver en Berlín (II Parte)

Seguimos con más planes que hacer en Berlín. Si acabas de aterrizar en el blog, te recomiendo que leas la primera parte del post: 50 cosas que hacer y que ver en Berlín (Parte I). Si ya has leído la primera parte, te animo a continuar con estos otros 25 planes, muchos de ellos de carácter más artístico y perfectos para tu tiempo libre en Berlín.

Seguimos:

26. TEUFELSBERG: Reúne todo lo que me encanta: un pasado histórico, un museo de arte urbano y un atardecer y unas vistas a la ciudad de escándalo. Además, para llegar, tendrás que atravesar un bosque que no es más ni menos, que el monte de escombros más alto de Berlín. Escombros derivados de una devastadora II Segunda Guerra Mundial. Teufelsberg era una antigua estación de escucha de los Estados Unidos durante la Guerra Fría. Actualmente, es un museo de arte moderno que alberga numerosas peculiaridades. Resulta tan oscuro como atractivo. Para entrar, es necesario pagar una entrada.

Teufelsberg - Berlín

Teufelsberg – Berlín

27. GALERÍA URBAN NATION BERLÍN: se trata del primer museo permanente de arte callejero y graffiti de la ciudad. Pasear por Bülowstraße ya es pensar que estás en una galería. Pero, la ilusión de varios artistas supuso el nacimiento de este museo gratuito que recoge, periódicamente, obras de artistas nacionales e internacionales. Es un punto de encuentro único para exposiciones, investigaciones e intercambio en torno al arte urbano contemporáneo. Así que a quien le guste, sin duda lo disfrutará. ¡A mí me

GALERÍA URBAN NATION BERLÍN

GALERÍA URBAN NATION BERLÍN

28. SPREEWALD: Si has decidido ir a Berlín varios días, quizá tengas algunos para hacer excursiones fuera de la ciudad. La verdad que Alemania es preciosa y fuera de las ciudades como Frankfurt, Hamburgo, Munich, Colonia y Berlín no he visitado mucho. Pero, sí he estado en Spreewald, una ordenada y cuidada población a tan solo 1 hora en tren de Berlín. Además de pasear por el pueblo, aprovechamos sus espectaculares canales para recorrerlos en kayak. Prepárate para cubrir tu retina de verde y disfrutar de la belleza de los nenúfares.

Spreewald - Berlín

Spreewald – Berlín

29. BEELITZ:  Beelitz fue una mezcla entre admiración y decepción. Admiración por su grandeza, decepción por habernos metido en una visita guiada en alemán (no entiendo ni papa de alemán) y ser, probablemente, la más aburrida de mi vida (y no me refiero solo por no entender el idioma). Beelitz es un complejo de casi 70 edificios que, en su momento, sirvieron como hospital, cada uno de ellos especializado. En la actualidad, algunos de ellos siguen activos. Es un complejo súper grande en medio de un bosque impresionante. Es realmente precioso. Si te apetece visitarlo, te recomiendo que vayas con tiempo (se tarda casi 2 horas en llegar) y que mires más opciones de acceder a él.

Beelitz - Berlín

Beelitz – Berlín

30. PARQUE ATRACCIONES ABANDONADO, SPREEPARK: La historia de Spreepark es como un cuento de Disney pero a la inversa: de dulce comienzo y triste final. El parque fue una de las mayores atracciones de Berlín oriental hasta que las cosas empezaron a ir mal y empezó a causar pérdidas. Ubicado en el bosque Plänterwald, lo que reina en el Spreepark es el silencio. Un silencio que a veces se ve interrumpido por el ruido de las hojas de los árboles, el canto de los pájaros y la noria que intenta seguir el ritmo del viento que sople ese día. Un mundo de diversión reducido a hierro oxidado, cristales rotos y algunas atracciones que se dejan ver parcialmente a través de la vegetación que ha crecido descontroladamente. Si quieres saber más acerca de este parque, puedes leer este interesante artículo.

Spreepark - Berlín

Spreepark – Berlín

31. TACHELES: Tacheles es un icono. Tiene un candado echado y está en ruinas. Es un concepto repleto de significado que, en la actualidad se mantiene vivo a pesar de estar reducido a escombros. Me fascinó este lugar y escribí sobre él y sobre artistas urbanos, tras la primera visita que hice a Berlín ya hace varios años. Tacheles fue el centro cultural más famoso de Berlín y está ubicado en la calle Oranienburger. Empezó siendo una casa okupa (algo muy habitual en la ciudad) y acabó convirtiéndose en el lugar idóneo para exposiciones, eventos y conciertos, entre otras actividades culturales.  Era el taller de artistas de diversa índole, era la cuna de movimientos culturales y, por ello, se mantuvo abierto a pesar de los planes de demolición. En la actualidad, está con el candado echado y a la espera de convertirse en un hotel. El tour alternativo que hay sobre la ciudad, pasa por Tacheles y otros lugares alternativos de interés.

Tacheles - Berlín

Tacheles – Berlín

32. HOLZMARK: Me encanta este lugar para ir, tomar algo, pasear, conversar. Es un lugar con mucho encanto y resulta diferente. Cuenta con la discoteca más pequeña del mundo dentro de una cabina: Teledisko. Creo que la primavera y el verano es la época del año en la que más puedes disfrutar de esta zona porque merece la pena estar en los exteriores. Comida y bebida a orillas del Spree y, por supuesto, un estupendo atardecer.

Holzmark - Berlín

Holzmark – Berlín

 33. CAMPO DE CONCENTRACIÓN SACHSENHAUSEN: Me lo pensé mucho, pero acabé yendo. Y, la verdad, creo que es una visita que si tienes tiempo, hay que hacer. Puede resultar sensacionalista, pero en realidad estas cosas no pueden caer en el olvido. Fue construido en 1936 por prisioneros de otros campos de concentración. Más de 200.000 personas pasaron por este campo hasta 1945. Resulta impactante, no tanto por lo que ves, sino por la historia sobrecogedora que permanece. Muy muy recomendable ir con guía.

CAMPO DE CONCENTRACIÓN SACHSENHAUSEN

CAMPO DE CONCENTRACIÓN SACHSENHAUSEN

 

34. TREPTOWER PARK: Este parque es realmente majestuoso. Es un placer pasear por él y disfrutar de los enormes árboles que lo poblan. En el interior, puedes visitar el Monumento Conmemorativo a los Soldados Soviéticos. Su inauguración fue toda una novedad porque fue sino el primero, de los primeros parques públicos. Aprovecha sus 4 kms para pasear a orillas del río Spree.

Treptower Park - Berlín

Treptower Park – Berlín

35. ESCULTURA EN EL RÍO SPREE: Muy cerca de TrepTower Park puedes visualizar la escultura de ‘Molecule Man‘ con una altura de 30 metros. Su artista quiso trasmitir “que todos los hombres y moléculas del mundo siempre intentan unirse para formar una sola cosa, y alcanzar la plenitud”. Esto cobra mucho más sentido con la reunificación de la ciudad.

Molecule Man - Berlín

Molecule Man – Berlín

36. MADAME CLAUDE: Otro lugar que me gusta (aunque Berlín está plagado de locales únicos e irrepetibles) es Madame Claude. El local ya es de por sí pintoresco. Pero me gusta mucho una de las cosas que promueven: muchas tardes, salen a tocar músicos anónimos. Esas tardes, se cobra una entrada de 5€, dinero que finalmente se destina a los propios músicos.

Madame Claude - Berlín

Madame Claude – Berlín

37. VISITAR LA PLAYA DE YAAM: 15 añitos avalan El Young and African Arts Market: Yaam. También fue uno de los primeros sitios a los que fui aprovechando que me instalé en el mes de septiembre y todavía se podían aprovechar las soleadas tardes. Situado junto al Spree y la Ostbahnhof, en Yamm siempre ocurren muchas cosas: desde tomar una copa con vistas al río y extra de relax, a un torneo de baloncesto, un concierto de reggae o disfrutar de una rica cena africana.

Playa de Yaam - Berlín

Playa de Yaam – Berlín

38. BAÑARSE EN EL BADESCHIFF: Será, sin duda, un baño curioso. Hace tiempo que eso de no tener playa dejó de ser un problema. A orillas del río Spree se sitúa una de las playas artificiales de Berlín que ofrece, a quien la visite, un baño del todo curioso en el interior de un buque. Dado los altos índices de contaminación, bañarse en el Spree está prohibido. Badeschiff está ubicado junto al emblemático Arena Berlín, el visitante y el local pueden encontrar el motivo perfecto para refrescarse dentro de un singular ambiente playero con chiringuito incluido.

BADESCHIFF - Berlín

BADESCHIFF – Berlín

39. TEMPELHOF: Un aeropuerto abandonado. Un símbolo de riqueza que, en sus últimos años activo,  solo causó pérdidas. Lufthansa estableció su sede en Tempelhof y gracias también a su ubicación, se convirtió en uno de los aeropuertos más transitados del mundo. Con la división de la ciudad, cayó en manos de los americanos. Pero no fue hasta la reunificación cuando se registraron las enormes pérdidas que le llevaron a su fin. En la actualidad, es un enorme parque por el que puedes pasear, practicar deporte o pasar un domingo al aire libre. Hay visitas guiadas, con previa entrada, para visitar el enorme edificio del aeropuerto. Y, en el exterior, hay una exposición con fotos y textos con los que puedes revivir la gloriosa historia del famoso aeropuerto.

Tempelhof - Berlín

Tempelhof – Berlín

40. GASTRONOMÍA: No soy muy fanática de la gastronomía alemana, por no decir, que creo que más allá del Curry Wurst no he probado nada. Pero, sí os quiero recomendar que probéis el famoso kebab de Mustafa’s Gemuese (también con opciones vegetarianas). Se trata de un pequeño kiosko en el que se forman largas colas (pero va rapidito) para probar uno de los mejores kebabs del mundo. Y es que, como comenté antes, el concepto del kebab nació en Berlín de la mano de un turco y hay muchísimos establecimientos donde puedes comprarlo, pero dicen que ninguno como este. También en Kreuzberg encontramos la popular hamburguesería Burgemeister. Como curiosidad: la hamburguesería es una antiguo baño público bajos las vías del tren. En mi caso, no era mucho de salir a comer o cenar fuera, pero en Berlín puedes encontrar todo tipo de gastronomía. Puede parecer que solo el fast food reine la ciudad, pero hay muchos sitios healthy y yo compraba en mercados o supermercados bio que ya quisiera en mi ciudad (todo llega).

Burgermeister en Kreuzberg - Berlín

Burgermeister en Kreuzberg – Berlín

41. ENTRA EN UN SPÄTI: Los späti son comercios cuyas paredes están cubiertas de refrigeradores en los que rebosan una amplísima variedad de cervezas. Es muy fácil encontrar un späti por las calles de la ciudad y la cerveza resulta muy económica. Me encantaba el plan de comprar una bien fresquita (e ir probando diferentes) y sentarnos en cualquier lugar a disfrutar de ella. Los späti tienen horarios muy amplios, algunos de ellos están abiertos 24 hrs. En Berlín hay mucha libertad en el comercio en cuanto a horarios.

Späti en Berlín

Späti en Berlín

42. KLUNKERKRANICH: Neukölln es uno de los barrios de moda en Berlín. La verdad que es muy chulo pasear por él sin rumbo fijo. Pero si quieres disfrutar de uno de los locales más sonados, anota: Klukerkranich. Terraza con vistas panorámicas y puestas de sol, DJ´s y, según el día, mercado con comida callejera, artesanía y mercadillo.

KLUNKERKRANICH - Berlín

KLUNKERKRANICH – Berlín

43. ESTADIO OLÍMPICO: La construcción del estadio se remonta a los juegos olímpicos de 1.936. No es uno de mis lugares favoritos, aunque presencié un atardecer de infarto. Además de ser hogar del equipo de fútbol Hertha BSC, también es el espacio en el que, actualmente, se celebran numerosos eventos y conciertos. De hecho, este año, el festival Lollapalooza se hará aquí. Construido por los nazis, también sirvió de  búnker, fue una fábrica de detonadores, un almacén para munición, comida y vino y un lugar de apoyo para la difusión radiofónica. Para entrar hay que pagar una entrada y también tienes opción de guía.

Estado Olímpico - Berlín

Estado Olímpico – Berlín

44. FESTIVAL LOLLAPALOOZA: Tengo especial cariño a este festival. Fue la primera vez que me atreví a ir sola a un festival de música, pero estaba recién llegada a la ciudad y me motivaba mucho el Line Up de ese año. Debo reconocer que la jugada me salió redonda y acabé conociendo a los que fueron mis amigos durante mis meses en Berlín. Si vas a Berlín en septiembre y coincides en fechas, te animo a ir a este evento. En su página oficial tienes más información.

Festival Lollapalooza - Berlín

Festival Lollapalooza – Berlín

45. POSTDAM: A tan solo 40 kms, Postdam ofrece castillos, grandes monumentos, agradables jardines y esculturas.  En un ambiente tranquilo, siendo el Palacio de verano de Sans Souci, la construcción más reconocida de esta ciudad. Considerado el «Versalles prusiano», Sanssouci es actualmente Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Es muy fácil llegar a Postdam desde Berlín en tren, y también tienes la opción de hacer una visita guiada en español.

Palacio de verano de Sans Souci - Postdam

Palacio de verano de Sans Souci – Postdam

46. EL PUENTE DE LOS ESPÍAS: En realidad su nombre es Glienicke y une Berlín y Postdam. Aunque tiene 300 años, la atención la acaparó durante la Guerra Fría ya que fue el escenario de intercambio de espías presos entre la República Federal Alemana y la RDA, de ahí el nombre del Puente de los Espías. Está en una zona tranquila y es muy chulo cruzarlo. Si tienes pensado ir a Postdam, primero puedes pasar por el puente.

El puente de los Espías

El puente de los Espías

 

47. PARQUE HUMBOLDTHAIN:  Se trata de un parque público del siglo XIX. Tras la II Guerra Mundial, parte del búnker quedó reducido a escombros y surgieron el tobogán y la colina Humboldthöhe. En los meses de verano, se puede visitar parte de la torre – búnker con la empresa Berliner Unterwelten (la misma que os he recomendado en la primera parte del post). Si subes hasta la parte alta de la torre, podrás disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad. El parque también es un lugar agradable por el que pasear y ver otro de los memoriales por la reunificación alemana, esta vez, el de Arnold Schatz.

TORRE DEL PARQUE HUMBOLDTHAIN - Berlín

TORRE DEL PARQUE HUMBOLDTHAIN – Berlín

 

Memorial Reunificación Alemana de Arnold Schatz - Berlín

Memorial Reunificación Alemana de Arnold Schatz – Berlín

48. POTSDAMER PLATZ: En esta plaza que, actualmente, supone una de las zonas más modernas de la ciudad por sus magníficas edificaciones, se activó el primer semáforo de nuestro continente. Una de las plazas con mayor tráfico que quedó prácticamente destruida por el paso de la guerra y, durante unos 40 años, permaneció sin ápice de actividad. Y así fue hasta 1991, cuando se inició el proyecto de reconstrucción basado en el concepto de ciudad moderna europea. Bastaron 5 años para levantar rascacielos y vestir la zona de una arquitectura innovadora. En esta plaza se encuentra el conocido Sony Center de Helmut Jahn y el Quartier Daimler Chrysler. En la plaza se conservan algunas partes del Muro de Berlín que atravesó la plaza y otras ruinas como el 10% del lujoso Grand Hotel Esplanade. La plaza está muy cerca de la Puerta de Brandenburgo, por lo que puedes aprovechar e ir paseando hasta ella.

Primer semáforo de Europa en Potsdamer Platz - Berlín

Primer semáforo de Europa en Potsdamer Platz – Berlín

 

49. URBAN UFER: Si lo que te apetece es relajarte y descansar, resérvate ese ratito y ve al parque Urban Ufer. Un parque que se caracteriza por tener un barco abandonado que recorría el Landwehrkanal y por su interesante arte urbano. Es uno de los planes alternativos que te acercan a la parte de Berlín más underground.

50. BARRIO DE NIKOLAIVIERTEL: Cerquita de Alexanderplatz y de la Isla de los Museos y a orillas del río Spree, se encuentra este agradable barrio medieval, coincidiendo con ser la zona residencial más antigua de Berlín. Cierto es que no se mantiene original, sino que ha sido reconstruida fiel a cómo era en su origen. Pero como en casi toda Berlín, la guerra dejó fuertes huellas en toda la ciudad. La Iglesia de San Nicolás es el templo más antiguo de la metrópoli. Estoy segura que te gustará pasear por esta zona 😉

BARRIO DE NIKOLAIVIERTEL - Berlín

BARRIO DE NIKOLAIVIERTEL – Berlín

 

Pasea, pasea. Piérdete sin miedo por la ciudad. Descubre. Explora. No mires ni el reloj, simplemente conecta con la ciudad a cualquier hora del día.

Callejón cerca de Rosenthaler Platz - Berlín

Callejón cerca de Rosenthaler Platz – Berlín

 

Como ves, Berlín ofrece un TODO. Por eso, en este post dividido en dos partes, no he querido diferenciar entre lo más histórico y lo más alternativo, porque Berlín es esa mezcla. Es su eclecticismo lo que la hace única y disfrutarla en su perfecta combinación es lo que te hará que te lleves un recuerdo especial y que, estoy segura, durará para siempre.



 

Sé que me dejo sitios, así que no descarto hacer una tercera parte del post. Pero si tienes alguna duda o necesitas saber algo más, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través del formulario 📩

Ahora bien, si tú también eres un amante de Berlín y te apetece dejar alguna sugerencia de un lugar que sí o sí recomendarías visitar, puedes dejar un comentario en este post 👇 👇.

 

⭕ Te puede interesar:

50 cosas que hacer y que ver en Berlín (I Parte)

3 días de Road Trip por Chipre

7 días de Road Trip por Puglia y Basilicata (Italia)

Sintra, un paraíso a tiro de piedra desde Lisboa

Escapada de fin de semana a Bulgaria: Sofía y Plovdiv

Publicaciones relacionadas

1 Comentario

  • Contestar 50 cosas que hacer y que ver en Berlín (I Parte) – La Nube de Raquel 7 agosto, 2018 en 2:34 pm

    […] ⭕ Tómate un respiro, sé que son muchos datos y muchos sitios. Pero no te duermas, ¡seguimos en el siguiente post! […]